martes, 30 de julio de 2013

Controla el estres en el trabajo. Te digo cómo

Controla el estres en el trabajo. Te digo cómo
El estrés es causado por nosotras mismas, cuando no estamos organizadas y nos dejamos influenciar por presiones externas. Aquí te dejo algunas consejos para que aprendas a controlar el despreciable estrés.
El Estrés es la reacción que muchas personas tienen cuando están bajo alta presión en el trabajo durante un período determinado. Muchas de nosotras estamos motivadas por los retos y las dificultades derivadas de las exigencias del trabajo. El cumplimiento de estos requisitos lleva a la satisfacción. Sin embargo, cuando la presión en el trabajo alcanza niveles elevados y se prolonga durante mucho tiempo, nos encontramos con una para el bienestar o experimentamos intereses y sentimientos como el miedo, la ira o la ansiedad.
Aquí te dejo algunos consejos para que te ayudes a controlar tu presión en el trabajo:
1. Comienza el día con un desayuno saludable: es mejor para tu salud y su peso comer en el desayuno y, sin duda no hay nada mejor que comer un desayuno saludable, rico en fibras y nutrientes, que lleno de granos refinados, azúcar, sal y grasas saturadas.
Debemos aprender a equilibrar los carbohidratos (preferentemente de granos enteros, frutas y verduras), con un poco de proteína y de grasa más saludable harás un mejor trabajo y podrás aguantas hasta el almuerzo. Según la Asociación Dietética Americana (ADA), la mayoría de los adultos consumen menos de 15 gramos (g) de fibra al día y la ingesta recomendada para la salud óptima es de 20 a 35 gramos.
2. Aprende a manejar a tu jefe: nunca le digas a tu jefe "no puedo hacer esto, no tengo tiempo". En su lugar, siempre digo algo como “de todas las cosas que quieres que haga ¿no crees que hay algo más útil para hacer en este momento?" "¿cuál es prioridad?" No te olvides de valorar la presión de tu jefe que esté baja. Muestra un poco de empatía, diciendo algo como “me imagino que está bajo mucha presión, debería tomarse un tiempo y para analizar lo que es prioridad”. Esto es en el caso de que tu jefe te coloque a hacer cosas que están fuera de tus obligaciones o para que realices un trabajo que no tiene tanta importancia como el trabajo que realizas en ese momento.
 3. Organízate: puedes evitar una gran cantidad de presión y estrés, dando prioridad a tus tareas. Tómate cinco minutos antes de empezar a trabajar para dar prioridad a todas las tareas que tienen prioridad y las que pueden esperar. Además, puedes ser muy útil si inicias y culminas una meta, que empezar algo y dejarlo a medias para iniciar otra labor ¿no crees?.
 4. Gestión eficaz del tiempo: el factor de estrés llega cuando tenemos una gran cantidad de carga de trabajo y estrictos márgenes de tiempo para conseguir realizarlo. Teniendo esto en cuenta podemos ver la gran importancia de aplicar técnicas de gestión del tiempo, para así tener un nivel de estrés controlado.
5. Enfrentar tus temores: La mejor manera de aliviar tu ansiedad en el trabajo es enfrentándote a tus miedos. Comienza por visualizar lo que te causa ansiedad y preocupación, no te dejes acumular sentimientos, recuerda que el control lo tienes tú, si existe algo o alguien que te cause incomodidad debes decirlo o buscar una pronta solución, es decir, hacer frente al asunto, porque sino conseguirás multiplicar tu estrés.
6. La risa: otra técnica muy eficaz de manejo del estrés es reírse. La risa libera endorfinas y te permite olvidarte por un momento de tus preocupaciones, además reduce el estrés de forma muy eficaz. Sólo invierte algo de tiempo para leer algunos chistes muy buenos o ver un show de comedia en la televisión, o conversar con personas que en vez de amargar tu día te dibujan una sonrisa.
7. Dormir bien: no dormir puede tener influencias negativas sobre nuestro desempeño en nuestra vida profesional, pero también puede hacer que nos sintamos estresados ​​en casa también. Debes dormir durante ocho horas aproximadamente, así  tendrás un equilibro en tu vida.

0 comentarios:

Publicar un comentario