lunes, 12 de mayo de 2014

Antiácidos, utilizarlos pero no abusar de ellos. Parte I

Antiácidos, utilizarlos pero no abusar de ellos. Parte I
La acidez o el ardor de estómago puede ser un síntoma de padecer irritaciones en el revestimiento de este órgano o de úlcera y que puede venir provocado por el uso de algunos medicamentos o por una condición conocida bajo el nombre de “reflujo esofágico”.
Prevenir molestias
El reflujo de esófago llega a producirse por una subida hasta el esófago del ácido procedente del estómago y es que el alimento que ingerimos baja por nuestra garganta hasta un tubo denominado esófago donde un músculo se abre para que dicho alimento pueda entrar hasta el estómago donde todos los ácidos se descomponen.
Cuando el alimento ya se encuentra dentro del estómago, lo normal es que la válvula del esófago se cierre pero que por diversas razones puede llegar a relajarse o a debilitarse lo que hace que los contenidos estomacales vuelvan hacia el esófago produciendo acidez y ardor.
Para reducir estas molestias y ayudar a prevenirlas pueden tomarse una serie de medidas en vez de la utilización de los típicos antiácidos que aunque producen un alivio bastante rápido de los síntomas provocan preguntas del tipo ¿cuál hay que tomar? o ¿durante cuánto tiempo hay que hacerlo?
La acidez o el ardor pueden prevenirse evitando ciertos alimentos que agravan esta situación como por ejemplo las frituras, los picantes, los alimentos grasos, el café, el tomate, el alcohol y los alimento que contienen chocolates. También es importante eliminar de nuestra dieta hierbas como la manzanilla, la menta o los refrescos con gas.
Si experimentamos acidez es importante consumir alimentos que tengan proteínas pero que a su vez no tengan un gran contenido en grasas, siendo perfecto el consumo de pescado, de pollo de leche desnatada o de fruta, pan, arroz, pasta o patatas cocidas.
Este tipo de recomendaciones pueden resultar especialmente útiles en mujeres que se encuentren embarazadas y que suelen sufrir de acidez pero que no pueden consumir antiácidossin haber consultado previamente con su doctor. 
Más cuidados para prevenir la acidez de estómago
Calmantes como algunos antiinflamatorios o el ácido acetilsalicílico pueden llegar a causar una cierta sensación de ardor, por lo que evitar su consumo podría reducir este molesto síntoma.
El fumar también aumenta el riesgo de padecer este síntoma así como el tener sobrepeso ya que en estos casos se ejerce una presión innecesaria sobre el estómago y todo su contenido.
Evitar el uso de ropa interior que sea muy ajustada nos ayudará igualmente ya que se puede ejercer una presión sobre esta zona que puede llegar a agravar el ardor.
Si este problema nos despierta del sueño, es recomendable colocarnos una almohada extra a la hora de dormir y es que elevando la parte del cuerpo superior, dejamos que la gravedad nos ayude a mantener en su sitio los ácidos del estómago para evitar que regresen hacia el esófago.
No acostarse nada más comer, beber un vaso de agua en el mismo instante en que se tengan los primeros síntomas de acidez y masticar muy despacio, también nos ayudará a controlar la acidez y el ardor de estómago.

0 comentarios:

Publicar un comentario