lunes, 12 de mayo de 2014

Cómo decir adiós al dolor de espalda de una manera natural. Parte II.

Cómo decir adiós al dolor de espalda de una manera natural. Parte II.
El dolor que produce cualquier alteración de la columna vertebral, es una afección cada vez más frecuente entre la población en general. Ocho de cada diez personas pueden llegar a padecer este tipo de dolor en algún momento de su vida, algo que suele suceder normalmente entre los 30 años de edad y los 50 años.
Shiatsu y técnica de Alexander para los dolores de espalda
El shiatsu se lleva a cabo mediante presiones con los dedos, sobre todo con los pulgares y con las manos, en unos 700 lugares clave de nuestro cuerpo, para activar la capacidad que nuestro organismo tiene de autocuración. Esta técnica no trabaja solamente la zona de la espalda dolorida, sino que regula y trata el organismo entero, con lo que en la mayoría de las ocasiones desaparecen los dolores que obedecían a ciertos desequilibrios del cuerpo.
Suele utilizarse en casos de dolores crónicos o agudos de espalda, así como dolores cuyo origen sea de los huesos , por ejemplo la artrosis o la artritis y también para dolores musculares, consiguiendo aliviar el dolor y por tanto mejorando la calidad de vida.
La técnica de Alexander es un sistema que consigue recuperar el movimiento natural del cuerpo mediante una reeducación motriz, ayudando a la persona a que tome conciencia de la manera en la que realiza las actividades rutinarias y a que deje los malos hábitos, por tanto lo primero que hay que hacer es reconocer éstos, para intentar luego inhibir la respuesta que el organismo está acostumbrado a dar respecto a ellos y por último se intenta dirigir el buen funcionamiento de estos reflejos. Aunque esta técnica consigue aliviar problemas de espalda, lo que es cierto es que resulta más preventiva que curativa.
Ejercicios para aliviar los dolores de espalda
Son muchos los ejercicios que pueden realizarse para intentar mejorar la flexibilidad de nuestro cuerpo y aumentar el tono muscular y la fuerza de éste, pero sin duda los mejores son aquellos en los que se produce un estiramiento de la zona lumbar y que deben ser practicados con mucha lentitud, con suavidad y de una forma regular.
Algunos de los que podemos practicar en nuestra propia casa son los siguientes:
  • Apoyado sobre un pie se dobla la otra pierna y se sostiene el tobillo para llevar el talón hacia las nalgas. Se mantiene durante aproximadamente diez segundos y se repite con la otra pierna.
  • Apoyando las rodillas y las manos sobre el suelo, encorvamos el tronco para arriba y muy lentamente nos vamos sentando sobre nuestros talones y mantenemos esta postura durante unos segundos bien relajados.
  • Sentados sobre el suelo y con las piernas bien separadas, se colocan las manos encima de las rodillas y se van llevando hacia los tobillos hasta que se toquen los dedos de  los pies.
  • Otro ejercicio que podemos practicar para aliviar los dolores de espalda es arrodillarnos sobre el suelo y con nuestros glúteos encima de los talones, espiramos mientras llevamos los brazos hacia la parte de adelante. Se inspira y se vuelve lentamente al principio. Se vuelve a repetir el movimiento estirando los brazos a la izquierda y a la derecha.

0 comentarios:

Publicar un comentario