jueves, 15 de mayo de 2014

Ejercicios para conseguir aniquilar esas curvas malditas

Ejercicios para conseguir aniquilar esas curvas malditas
Descubre como conseguir que esas curvas tan potencialmente peligrosas de tu cuerpo, se lleguen a transformar en unas curvas seductoras realizando una sesión durante tres días a la semana.
Elevación de la pelvis
Este ejercicio se debe realizar veinte veces y debes comenzar por tumbarte boca arriba con las rodillas flexionadas y los apoyados sobre un escalón o step.
Con los brazos apoyados en el suelo y completamente estirados, eleva tu cuerpo empujándolo desde la pelvis. Mantente así durante unos segundos y vuelve hacia abajo. A medida que vayas avanzando, vuelve a la posición del principio sin descansar sobre el suelo para añadirle más intensidad y resistencia.
Fondos
Para realizar este ejercicio debes colocarte de espaldas por ejemplo a un sofá y apoyar las manos sobre sus brazos con la espalda completamente en paralelo y las rodillas estiradas.
Flexiona los codos mientras vas dejando caer el peso de tu cuerpo hacia abajo y vas flexionando también las rodillas. Mantente en esta posición abajo durante unos segundos  e incorpórate hasta la posición inicial.
Haz 20 repeticiones de este ejercicio
Tijeras
De pie y con las piernas abiertas hasta la anchura de la cadera, coloca las manos sobre ésta y da un paso hacia delante colocando las rodillas a la misma altura que el pie. Mantén esta flexión durante unos segundos e incorpórate para repetir lo mismo con la otra pierna. Haz 15 repeticiones con cada una.
Patadas traseras
Colócate a cuatro patas con los antebrazos y los codos apoyados sobre el suelo y echa una pierna hacia atrás, elevándola hacia el techo.
En este ejercicio es muy importante mantenerse siempre con la espalda bien recta. Hacer 15 repeticiones con cada pierna.
Lumbares
Túmbate boca abajo sobre una colchoneta de las que se utilizan para hacer ejercicio y mantén el cuerpo estirado y las piernas bien juntas. Coloca tus manos detrás de la cabeza sin llegar a entrelazar los dedos.
Sube tu tronco mientras vas empujando desde los pectorales y sin despegar en ningún momento las caderas del suelo. Mantente arriba durante unos segundos y vuelve a la posición del principio.
Haz 30 repeticiones de este ejercicio.
Abdominales
En esta ocasión túmbate boca arriba con las manos en la nuca, igualmente sin entrelazar los dedos y flexiona las rodillas.
Efectúa un leve recogimiento llevando tus rodillas hacia la zona superior del cuerpo, es decir, hacia la cabeza y elevando ésta a su vez hacia las rodillas, como si pretendiéramos juntarlas.
Realiza 30 repeticiones y descansa.
Con la práctica de estos ejercicios encontrarás ese equilibrio de curvas que conseguirán estilizar tu figura sin perder ni un ápice de feminidad y es que un exceso de éstas suele ir asociado a un sobrepeso, pero también a problemas de salud e incluso de autoestima, así que nada mejor que mantenerlas a raya con estos sencillos ejercicios que podrás realizar en tu propia casa y en el momento que desees.

0 comentarios:

Publicar un comentario