lunes, 12 de mayo de 2014

Remedios naturales para el dolor de estómago y el dolor de muelas

Remedios naturales para el dolor de estómago y el dolor de muelas
Estos dolores tan molestos y por otra parte tan comunes tienen fácil solución si aplicamos algunas recetas caseras con los que conseguiremos aliviarlos pero que en cualquier caso siempre deben ser consultados con nuestro médico antes de llevarlos a cabo.
Dolor de estómago
Este dolor suele ser definido como una sensación imprecisa o vaga en el estómago y que puede venir provocado por problemas nerviosos, por una comida abundante, por un consumo de alcohol excesivo, por una infección o por una intoxicación alimentaria.
Los síntomas son una sensación de incomodidad o de dolor en esta zona, sensación de pesadez y náuseas. Es importante tener presente que un intenso y constante dolor de estómago puede significar alguna enfermedad en el sistema grastrointestinal como reflujo o una úlcera péptica entre otros, o incluso otro tipo de problemas como tuberculosis, diabetes o sífilis.
Entre los remedios caseros más efectivos para conseguir aliviar estos síntomas cabe destacar la utilización del jengibre. En este caso debemos hervir una raíz de esta planta cortada y lavada previamente en un vaso de agua durante aproximadamente cinco minutos. Retiramos del fuego, lo colamos y lo dejamos que se enfríe. Esta infusión debe beberse cuando se sienta un malestar de estómago.
También podemos optar por hacer una decocción de manzanilla. Para ello usaremos 30 gramos de las flores de la manzanilla junto con un litro de agua y lo cocemos todo junto durante veinte minutos. Bebemos una taza cuando sintamos dolor en el estómago o tras una comida copiosa para prevenirlo.
Tomar un baño de agua tibia después de haber vertido unas cuantas gotas de aceite de lavanda esencial sobre nuestro vientre y en la zona de la espalda más baja, también nos aliviará en caso de padecer de este tipo de dolor.
Dolor de muelas
Un dolor de muelas está considerado como uno de los malestares más fuertes que existen, por las personas que lo han padecido. Generalmente este tipo de dolor está relacionado con alguna caries que haya llegado a afectar los nervios del diente aunque también puede ser debido a un absceso dental, una sinusitis, un dolor de oído o una lesión en la boca o en la mandíbula. Los síntomas más frecuentes son hinchazón en la boca, dolor, mal aliento y latidos en esta zona.
Entre las recetas naturales más efectivas cabe destacar enjuagarse la boca con azafrán y clavos. Para ello preparamos un enjugue bucal con unas hebras de azafrán y cinco clavos junto con un poco de sal y una taza de agua. Mezclamos todos estos ingredientes en una cacerola y los llevamos a ebullición durante unos diez minutos. Retiramos del fuego y lo dejamos enfriar. Filtramos y los utilizamos como enjuague unas cuatro o cinco veces al día.
También podemos preparar una infusión de ajenjo para lo que debemos verter dos cucharas de esta raíz en una taza con agua hirviendo y la dejamos refrescar un poco. Con esta mezcla aún tibia, hacemos enjuagues durante unos minutos siendo necesarios para que esta receta sea lo más efectiva posible, que la infusión esté todavía templada mientras actúa en la zona afectada.

0 comentarios:

Publicar un comentario