lunes, 16 de junio de 2014

Aprende a desintoxicar tu cuerpo de una manera natural

Aprende a desintoxicar tu cuerpo de una manera natural
Un programa de desintoxicación del organismo es adecuado cuando se tienen problemas digestivos o de piel, cuando se está muy cansado, cuando se han descuidado los hábitos saludables o solamente cuando se desea iniciar una dieta para perder peso. En cualquier caso es recomendable iniciar un programa de este tipo al menos dos veces cada año, coincidiendo con los cambios de estaciones.
¿Cómo funciona un programa de desintoxicación?
Este tipo de programas ayuda a nutrir y a limpiar el cuerpo desde dentro hacia afuera con la eliminación de las toxinas y gracias a la ingestión de nutrientes completamente saludables. Con ellos se consigue proteger al cuerpo de enfermedades y renovar su capacidad para tener una óptima salud, a la vez que se refuerza y se renueva el sistema inmunológico.
Con la desintoxicación se limpia la sangre a través de la eliminación de impurezas que se procesan mediante el hígado, ayudando a una limpieza completamente natural, para que el resto de los órganos encargados de eliminar dichas impurezas, como los intestinos, la piel o los riñones, no se vean comprometidos y puedan llegar a afectar negativamente a todas las células del organismo.
Los beneficios de un programa de desintoxicación
Entre los más destacables se encuentra la posibilidad de ofrecer al organismo un descanso mediante el ayuno, a ayudar a mejorar la circulación de la sangre, a estimular al hígado para que elimine todas las toxinas, al igual que a la piel, los intestinos y los riñones y a aprovisionar al cuerpo de nutrientes sanos y ricos.
Programa de desintoxicación
En un programa de desintoxicación se incluye el ayuno exclusivamente de líquidos durante al menos dos días. Se puede realizar la dieta del sirope de arce, que dura cinco días y que permite que descanse el sistema digestivo.
También hay que incluir en la dieta mucha fibra como la que contienen las verduras orgánicas, las frutas frescas o el arroz integral, pudiendo elegir especialmente entre las algas, el brócoli, las alcachofas, la col, las remolachas y los rábanos, ya que son unos alimentos desintoxicantes excelentes. Hay que eliminar el café, el tabaco, las harinas refinadas, el azúcar y las grasas saturadas, ya que actúan como toxinas dentro del cuerpo y obstaculizan el proceso de la curación.
También se puede proteger al hígado con hierbas como el cardo mariano, el diente de león, la bardana y el té verde.
Es necesario beber cada día al menos dos litros de agua y la hidroterapia resulta igualmente muy efectiva  si se toma una ducha con agua muy caliente durante unos cinco minutos para luego  alternarla con treinta segundos de agua fría. Esto se debe realizar tres veces seguidas y luego meterse en la cama durante treinta minutos. La sauna también es muy recomendable ya que con ella se eliminan  las toxinas mediante la transpiración.
Es necesario controlar y manejar el estrés y cambiarlo por emociones siempre positivas. Aprende a realizar respiraciones profundas para que el oxígeno circule de una manera correcta por el organismo.
La práctica de ejercicios como el yoga o el Qigong, incluyen ejercicios que se encuentran basados específicamente para la limpieza y la desintoxicación del organismo. No lo olvides. 

0 comentarios:

Publicar un comentario